Para tomar mejores decisiones, los operadores pueden utilizar tres tipos diferentes de gráficos en función de la información que necesitan.
 

Gráfico de líneas
 

El más básico de los cuatro gráficos es el gráfico de líneas, ya que solo muestra el precio de cierre durante un período de tiempo determinado. El gráfico de líneas se crea conectando una serie de puntos de datos en una línea.
 

El lado derecho del gráfico muestra los valores de las divisas que generalmente están por debajo o por encima de los precios más bajos y más altos alcanzados durante un período de tiempo específico.
 

Gráfico de barras
 

Un gráfico de barras brinda cuatro piezas clave de información durante un período determinado. Estas incluyen el precio de apertura, el precio de cierre, el precio máximo y el mínimo. Los gráficos de barras pueden resumir la actividad en el último minuto, hora, día o incluso mes.
 

Los gráficos de velas
 

Los gráficos de velas indican el rango alto/bajo con una línea vertical, como en cualquier gráfico de barras. En los gráficos de velas, los bloques más grandes indican el rango de precios entre los precios de apertura y cierre.
 

Siguiente: El uso de tendencias